MB, palabra clave «Prohibido bloquear el tráfico». Un emocionante viaje entre el pasado y el futuro con las fresadoras MB Crusher

MB, palabra clave «Prohibido bloquear el tráfico». Un emocionante viaje entre el pasado y el futuro con las fresadoras MB Crusher


Desde 1921 hasta 1998 ha sido para muchos uno de los circuitos automovilísticos más prestigiosos y emocionantes del mundo.

Estamos hablando del AVUS - Automobil-Verkehrs- und Übungsstraße - la primera autopista abierta al tráfico, hoy parte de la autopista alemana A115, que durante años estuvo cerrada periódicamente al tráfico para dar paso a las competiciones deportivas.

Nos encontramos en Berlín, Alemania, y es precisamente aquí donde la empresa ERA GmbH utilizó la gama de fresadoras MB Crusher para completar la obra de demolición de un antiguo puente elevado durante muchos años sobre la autopista.

Inaugurado en 1938, este antiguo puente había cumplido ya con su función, pues había sido superado por una infraestructura nueva recientemente construida.

Y, como suele ocurrir a menudo, la demolición de un puente conlleva numerosos problemas logísticos vinculados, sobre todo, a la interrupción del tráfico que fluye por los carriles que lo atraviesan.

De hecho, uno de los objetivos de la empresa contratista era no tener que cortar el tráfico durante la demolición del antiguo puente. Tras una primera fase, en la que se intervino con fresadoras de grandes dimensiones, las pequeñas de la casa MB – más concretamente los modelos MB-R800 (aplicables a excavadoras de entre las 10 y las 22 toneladas de peso) y MB-R900 (para excavadoras de peso comprendido entre las 19 y las 35 toneladas) – fueron las que concluyeron el trabajo.

Las fresadoras grandes se utilizaron al principio para una demolición de las capas que componían el puente. Después, precisamente para evitar demasiado esfuerzo en la estructura, se decidió utilizar las fresadoras MB Crusher, que son las únicas del mundo que poseen el especial sistema patentado – direct drive twin motor system – que permite una distribución diferenciada de la fuerza respecto a los dos cabezales dentados. En caso de intervenciones en materiales con durezas distintas, las fresadoras MB utilizan una fuerza proporcional en función de la tenacidad del material: como consecuencia se crea una mayor estabilidad y una reducción del esfuerzo del brazo de la excavadora.

El trabajo se gestionó en dos fases distintas. La primera, en la que se quitó una capa de 36 cm de cemento, posteriormente reutilizado para obras de relleno, ya que se recicla sin contaminación de otros materiales; y una segunda fase en la que se eliminó otra capa de alquitrán, que acabó en el vertedero porque se trata de un material contaminado. Una elaboración, por tanto, que ha aportado enormes beneficios incluso en términos de respeto medioambiental.

Y no solo eso ya que, a pesar de 8 días de duro trabajo, no fue necesario cortar el tráfico, factor determinante para que el trabajo saliera perfecto: también fueron determinantes la especial manejabilidad, precisión y dimensión reducida de las fresadoras MB para optimizar todas las fases del trabajo, en las que se demolieron sistemáticamente las distintas capas en las que se componía el puente.

MB ha vuelto a ganar desde el punto de vista logístico y de respeto por el medio ambiente.